This site is an archived version of Indymedia prior to 5th November 2012. The current site is at www.indymedia.org.nz.

El alzamiento generaldel 1881

in

El alzamiento generaldel 1881

 

La civilización atravesó triunfante de norte a sur el territorio

de la Araucanía, atando a nuestra raza tras su carro repleto

de los mas repugnantes vicios e inmoralidades, que no se

pueden negar ni ocultar.

Juan Huenul. 1925.

Introduccion

 En 1861, el presidente José Joaquín Pérez inicia la ocupación de la Araucanía (denominada en los documentos oficiales chilenos como pacificación de la Araucanía), zona que comprende los terrenos ubicados entre el río Biobío, por el norte, y Toltén por el sur. Fue un proceso de invasión militar y aculturación de los territorios mapuches autónomos por parte del estado chileno. Argentina y chile deciden ocupar la Patagonia .El año 1871 se detuvo la guerra del Malleco según la historia. Muchas familias mapuches Habian sido expulsadas de sus tierras, debiendo ir a vivir más al sur. Las líneas de frontera habían avanzado, pero diversos hechos que afectaban

al gobierno de Chile retrasaron la continuación del plan de ocupación de

la Araucanía. Los guerreros mapuches fueron llamados desde las pampas

por Kalfucura [1]y acudieron a combatir el avance de la otra frontera. Es importante destacar los triunfos militares de Kalfucura. Muchos guerreros Mapuches combatieron con Kalfukura, el más conocido fue Quilapan.

Por lo tanto la sociedad mapuche se veía cercada por ambos lados.

En el lado chileno, sin embargo, los mapuches habían logrado un

triunfo parcial, pero importante: habían logrado estabilizar la guerra, habían

logrado detener la ofensiva; habían mostrado al gobierno central que el

costo de la ocupacion de la Araucanía era muy alto y, por lo tanto,

Lo habían hecho vacilar respecto a sus prioridades. Durante 10 años

(187 1-188 l), las cosas quedaron así: se colonizo el territorio ocupado

Hasta el rio Malleco por la parte central y se ocupo totalmente la provincia

De Arauco.

Las tropas que volvían del Perú, victoriosas, pasaban de largo por Valparaíso

y Santiago hacia el sur a combatir al Mapuche, todos bien armados con el ultimo armamento de aquel tiempo.

Por el lado Oeste el ejército argentino había avanzado hasta la misma cordillera de los Andes, empujando a las agrupaciones de pampas, rangueles, salineros y otros grupos mapuches hacia Chile. El ejército incursiono hasta el interior de la cordillera y tomo preso al cacique Purrin, principal lonco de  los pehuenchesLos cautivos eran enviados a la isla Martin García en el rio Paraná o a regimientos de Buenos Aires. Posteriormente fueron dispersados por el nuevo territorio pacificado.

En la persecución los argentinos llegaron hasta el valle del Lonquimay, que pertenecía teóricamente al territorio chileno, lo cual fue un motivo más -según ya hemos dicho- para acelerar la ocupación del territorio por parte del ejército chileno.

 El alzamiento general del año 1881 ha quedado en el recuerdo de la

Tradición mapuche como el hito principal de la resistencia del pueblo. Ha quedado marcado por su sello trágico: hombres a caballo, desnudos,

Se enfrentaban con sus lanzas al ejército que ya había ocupado militarmente

La Araucanía, un ejercito poderoso técnicamente y disciplinado con mucha experiencia militar.

En esta gran insurrección que fue la última, participaron prácticamente

todos los grupos mapuches. Los costinos van a participar también en la insurrección general de 1881 durante todo el siglo habían permanecido fuera de  los conflictos que hemos mencionados.

Hubo caciques que se opusieron y se declararon neutrales, pero sus conas siguieron a los insurrectos. Las agrupaciones que nunca habían participado en las guerras anteriores, se alzaron ante la presencia de  los chilenos al interior del territorio. En un día convenido cada agrupación debía atacar un fuerte, un pueblo, una misión recién instalada, un lugar donde vivieran los huincas. El objetivo era expulsar al huinca Chileno del territorio (mapu); aunque fuera un objetivo imposible.

-

Lo extraordinario del pueblo mapuche, a diferencia de otros pueblos, no se rinde frente al colonizador y este hecho lo define hasta el día de hoy.

El Mercurio de Valparaíso, 30 de marzo de 1881.[2]

 Una de las obsesiones de Cornelio Saavedra es el ataque conjunto de chilenos y argentinos y tapar-los boquetes de la cordillera. Saavedra vuelve del Perú con uno de los grados más altos del ejército, y asume la Inspectoría General del Arma. Desde ese puesto vuelve a ocuparse de la Araucanía y dirige desde el telégrafo con Santiago muchas de las operaciones. Entrega instrucciones para fundar los fuertes de Nitrito o Lolco (Alto Bio-Bio cerca de Ranquil), Lonquimay (con la misma región), Llaima (por el lado de Cunco) y Muco (sobre el actual Lautaro, que eran los principales pasos fuera de Villarrica. Su otra obsesión sigue siendo coordinar con los argentinos; ordena a Urrutia: “Estando actualmente el ejército argentino avanzando sus fronteras para dominar las tribus que habitan la pampa, procurara tomar conocimiento de aquellas ocupaciones, para facilitar con lo posible la comunicación entre las

plazas militares de una i otra República, lo que no serlo a Ud. difícil conocer poniéndose en comunicación con el jefe del ejército argentino a quien no podía menos que animar el mismo interés que a Ud. para facilitar el mejor éxito de las operaciones confiadas a ambos Ejércitos”. Instrucciones del Inspector General del Ejército a1 Comandante en Jefe del Ejercito

de Ocupación de Arauco. 29 de julio de 1881. Saavedra tiene la convicción de que se

Trata de una guerra contra un enemigo comun y que es necesario actuar en conjunto con los Argentinos. Unos meses más tarde vuelve a Chile el coronel Olascoaga, quien se ‘encarga de servir dc enlace con los argentinos y presta valiosos servicios en la confección de  los primeros planos militares. El 20 de mayo el diario El Ferrocarril publicaba una larga editorial

titulada “Por la unidad de Chile y Argentina en la cuestión indígena”, en la cual se planteaba el interés común de ambos países en la eliminación de los mapuches y se instaba a trabajar unidos en ésta empresa. Hay varias informacioncs y editoriales que muestran que efectivamente

hubo una labor conjunta.

venido detallando. Sin embargo, un diario de Concepción senalaba en el

mes, de mayo que el cacique Rancho de Tirtla habia convocado a una junta

de los caciques costinos y que se preparaba mas Los tiruanos,

acompañados de algunos araucoches, van a atacar Cañete en un acto

simb6lico de resistencia. Se coordinan con todo el resto de los mapuches.

Los abajinos del Malleco van a juntarse en torno de Luis Marileo

Colipi y su hermano Lorenzo Colipi, nietos del viejo del mismo nombre.

Renace el cacicazgo de los Colipies que habia estado dormido durante algunas

décadas. La fundacion de Purín, Lumaco, Los Sauces, Traiguen y

la serie de fuertes conexos, han acabado con la lealtad de la familia

Colipi a las autoridades chilenas. La estrategia integracionista que por

años aplicó el viejo Lorenzo, ha fracasado. Los chilenos no dan espacio

a una integracion digna del mapuche a la sociedad huinca, exigen

su rendición, su desaparición. Gregorio Urrutia tiene las ideas muy claras

al respecto, erradicar o exterminar el poder Mapuche en la región de la Araucania..

Antonio Painemal desarrollo una política de relaciones con la autoridadChilena. En abril de ese año, después de haber participado en la junta con los demás caciques y haber estado de acuerdo con la declaración de

El Autonomista de Concepcion. 9 de mayo de 1881.

 “Algunos resultados de la ocupaci6n”. El Ferrocarril. 15 de mayo de 1881.

Aislado a Lebu a saludar al Intendente de la región. Una pintoresca

da cuenta de este hecho.

Avalancha de indios venidos de Alta Imperial ha caído

en Lebu en estos últimos días.

Qué hermosos indios! Altos de forma atléticas

, de cabeza erguida, color que si no es blanco es, sonrosado i montados en guapos caballos, cada uno ellos eran un magnifico espécimen de esa raza araucana, fuertes, vigorosa que puebla los márgenes de nuestros ríos del

principal objeto de su venida fue visitar al nuevo Intendente

que esta es una cortesía a la cual los indios mansos no

an hecho desde hace muchos años: tenían por objeto pasar a Santiago a visitar al Presidente pero no fue difícil convencerlos de que visitaran al intendente, Manuel Carrera Pinto.

Interesante descripción de los guerreros mapuches en aquel periodo cuando todo era racismo y prejuicio

José Bengoa dice “La guerra tiene un carácter ritual para los pueblos antiguos. Para los Mapuches era el instante donde se expresaban los grandes valores humanos y los grandes recuerdos que lo identificaban como nación y cultura.

La guerra era un momento privilegiado de la historia, un tiempo cargado

De significado. Muy diferente es esta concepción ritual de la guerra a

La moderna guerra burocrática de los ejecitos transformados en maquinas

de arrasamiento y muerte.

Para los mapuches, la guerra es el rito de continuidad histórica: “somos

los mismos, hijos de Lautaro y Caupolicán”. Hasta el de noviembre

de 1881 los mapuches hicieron valer su historia, su cultura independiente,

su capacidad centenaria de mantenerse como pueblo. Se

trataba de un “imperativo cultural” que los obligaba a aparecerse con

sus lanzas, frente a los fuertes y ciudades huincas y decir: somos un

pueblo independiente y dejaremos de serlo solo en un acto ritual de combate

y muerte; no seremos siervos de los huincas por la aceptacion voluntaria

de la servidumbre, deben demostrarnos -matándonos- que no

tenemos otra que cosa que ser siervos.”

 

El avance contra Tirua y la batalla de Loncotipai

El pánico cundió en la región de La Frontera y los mapuches vieron

que era posible desarrollar su plan de ataque. La insurreccion se propago

a la costa de Tirua y Cañete, y el contingente indígena se dispuso a atacar

la provincia de Arauco. Lumaco, como hemos visto, se encontraba

cercada por Colipi y, por lo tanto, no podian de alli acudir en auxilio de

la costa.

 

Los telegramas el día 7 de noviembre cruzaron el Bio-Bio solicitando

tropas de auxilio para dominar la insurrección. Desde Lebu se telegrafio

al Intendente.:

Sénior Intendente:[3]

Los motivos que originan las alarmas son las invasiones que

Después de destruir la Mision y la población de la Imperial,

asesinando a sus moradores, han atacado al sur del departamento

de Cañete y se encuentran ya en Tirua. He remitido a

ese departamento todos los elementos de defensa de que he

podido disponer y esta capital carece en la actualidad de municiones

Y armamento de precisión. Si Ud. me pudiera mandar,

Seria un auxilio mui oportuno.

Dios guarde a Ud.

Firmado: Manuel Carrera Pinto.

 

La elegancia y flema del gobernador de Lebu, Carrera Pinto, para

solicitar auxilios, no logra esconder la situación que se vivía en esos

momentos. No podemos establecer cuantos eran los mapuches que se

estaban juntando a esa altura en las costas de Tirua . El intendente

envió telegramas a las guarniciones de Talcahuano, Coelemu y Lautaro

y Concepcion.

 Recordemos que en ese tiempo el “camino” entre Concepcion y Valdivia iba por la costa, por lo que los grupos de Budi, Imperial, Tirua y Cañete se encontraban unidos y relativamente próximos. Hoy dia las comunicaciones entre Nueva Imperial y Tirua son muy difíciles, teniendo relacion estos últimos a través de Capitán Pasten en el Malleco y por Catiray en Arauco.

307

Prepare Ud. y tenga lista para marchar a Lebu en el

vapor que toque en ese puerto (Talcahuano) toda la tropa de

que pueda disponer y que se encuentre en buen estado de organizacion

y disciplina. Esta tropa debe ir bien armada yamunicionada a ponerse a las órdenes del general de armas deArauco.

El mismo dia se detuvo el vapor Villarrica y se envió un telegrama

para que se despachara en el todo tipo de armas y pertrechos para Lebu;

junto a la tropa se enviaron los recursos para apoyar Lebu y Cañete.

 

 

 Es importante destacar que el ejercito fronterizo del 1869 estaba compuesto por tropas poco preparadas, formadas por aventureros, numerosos ex convictos y personajes fronterizos de extravagante disciplina. No se trataba precisamente de un ejército moderno, templado en la disciplina de la moderna

tecnología de la guerra. En los años setenta se produjo una transformación

muy importante en el ejercito chileno, como consecuencia de la

preparación y luego guerra contra Perú y Bolivia el año 1879. Se incorporo

armamento moderno, fusiles Comblain, por ejemplo; se perfecciono la

disciplina, se desarrollaron las comunicaciones militares, etc. y el

triunfo militar en el Perú termino de transformar el ejército, lo profesionalizo

y lo hizo ser una de las maquinas de guerra mas eficaces que había

en América en ese entonces. A este El ejercito fronterizo del 1869 estaba compuesto por tropas poco preparadas, formadas por aventureros, numerosos ex convictos y personajes fronterizos de extravagante disciplina. No se trataba precisamente de un ejército moderno, templado en la disciplina de la moderna tecnología de la guerra. En los años setenta se produjo una transformación muy importante en el ejército chileno, como consecuencia de la preparación y luego guerra contra Perú y Bolivia el año 1879. Se incorporo

armamento moderno, fusiles Comblain, por ejemplo; se perfecciono la

disciplina, se desarrollaron las comunicaciones militares, etc. y el

triunfo militar en el Perú termino de transformar el ejército, lo profesionalizo

y lo hizo ser una de las maquinas de guerra mas eficaces que había

en América en ese entonces. A este moderno ejército se enfrentaron los mapuches en esta segunda parte de la guerra, que será la definitiva. Este ejército no usaba el hostigamiento y robo como forma de guerra, sino la ocupación definitiva del espacio; se ha pasado de una guerra de movimientos a una guerra de posiciones, en que las tropas ingresan al territorio para no salir mas.

 

 

Cañete, que estaban siendo atacados. De Talcahuano los telegramas responden:

Talcahuano, noviembre 7.

Señor Comandante de Armas, Concepcion.

En este momento hago tocar generala para reunir la tropa.

Escoger los mejores hombres y los despacharé esta noche.

Dios guarde a US. Luis Mathieu.

 

A las 10 P.M. del mismo dia, el gobernador Mathieu telegrafió señalando

Haber despachado el armamento y una compañía con 120 hombres

oficiales. A1 dia siguiente, un temporal se desato en la costa y el

vapor Villarrica debió parecerse en Coronel. Desde alli, don José Tomas

Menchaca, gobernador de ese puerto, telegrafía:

Hay 200 hombres listos; en la primera calma de viento se

embarcaron.

A las diez de la noche de ese dia:

el Villarrica se encuentra en este momento en Coronel, donde

 hay 80 hombres mas que no pueden embarcarse a consecuencia

del mal tiempo. Digame Ud. si esta fuerza será bastante.

A lo que responde Carrera Pinto con su elegancia característica:

Con la fuerza remitida por US. de Talcahuano, agregada a

la que se embarcare en Coronel,, creo que no habrá necesidad

de más por ahora. Mui agradecido a su cooperación, quedo de

US. Seguro servidor.

Manuel Carrera .Pinto.

Gracias al telégrafo podemos reconstruir todas las peripecias de esta

guerra, los movimientos de tropas y el estado de Animo de los actores que

en ella participaban. Un relato de Tirua nos muestra lo que alli sucedía en ese momento:

Cañete, noviembre 1 1 de 1881.

Se escribe a la Esmeralda de Coronel:

El 5 del presente a las 6 y media P.M. la oficina telegráfica

De Tirua anuncia la destrucción completa del Imperial por los

Indios, los cuales cometían mil barbaridades, y que Estos se

encontraban en un lugar denominado "Coicoy", situado a I2

leguas a1 sur de Tirua.

Aqui fue la alarma general:

En Cáñete comenzaba a reunirse gente para defender Tirua. Se juntaron

40 vecinos armados y salieron rumbo al sur: al llegar al rio Quidico

se habian juntado a la columna una de 400 colonos y campesinos de la

zona. Como se ve, ya eran Areas bastante pobladas. Junto con los soldados

llegados de Lebu y las fuerzas que se encontraban en Tirua, se internaron

en busca de un enfrentamiento.

El primer encuentro tuvo lugar a una legua y media del T i s a , en el

borde del rio del mismo nombre, en un lugar conocido como Loncotipai.

A una primera descarga de fusilería cayeron 30 mapuches muertos y

el doble de ellos quedo herido . Por el lado chileno, la tropa estaba

comandada por el capitán de milicias don Jose Luis Aguayo. Al dia siguiente

se produjo otro enfrentamiento en el fundo Relun, a1 oriente de

TirGa, 15 kil6metros aproximadamente, donde murieron 42 mapuches,

dejando en el terreno muchos heridos que iban llevando del dia anterior.

El telegrama donde se da cuenta de esta batalla reza de la siguiente

manera:

Telegrama, 12 de noviembre de 1881. Comandante General de Armas de la Araucanía.

 

Combate de Loncotipai:

Ayer trajeron a esta ciudad algunos prisioneros tornados en

un combate que hubo en Loncotipai a inmediaciones del rio

Tirua entre una parte de la tropa que salio de Cañete y'una

avanzada de indios. Resultaron algunos indios muertos y

algunos heridos y prisioneros. Entre Estos viene un hijo del

cacique Cayupi; fue herido en tres partes, en el brazo derecho,

en el pecho y en la cara, la herida del brazo, que es la

mis grave, se Cree que ha sido de yatagin. Entre 10s muertos

figura otro de los hijos del mismo cacique Cayupi, llamado

Traipi Cayupi. Alli fueron rechazados los costinos

Morir en Temuco

Yo tome parte en el levantamiento de 1881 , cuando se sublevaron

todas las reducciones desde Llaima hasta Bajo Imperial

i desde Choll Choll hasta Tolten, por la fundacion de

pueblos. Teniamos razon en sublevarnos, porque se nos iba

a quitar nuestros terrenos.

Asi ha sucedido. Yo apenas tengo donde vivir, inútilmente he

reclamado.

Taita Cayupi. 1903.

A1 lugar de la “Quinta Pomona” se le llamo entonces “La

Mortandad” por el numero de muertos que quedaron en ese

reñido combate.

Manuel Manquilef.

Los mapuches que asediaban Temuco estaban organizados en tres

fuerzas. De Trome venia un contingente dirigido por Huentelao, Catrileo,

Melillin (hermano de Jeroninio Melillin, que no participo y se refugio

luego en Temuco), Epul tambien de Tromen, Conunmil, Nahuelhual,

Huaipinao, Curapil y Lienan de la misma localidad de Temuco.

 La segunda columna, la de los mapuches de Maquehua,

Quepe y el Toltem, estaba dirigida por Melivilu, Painevilu . Manquilef:

Epunam y Millaf  estos debían ingresar por el sur de Temuco a realizar

el ataque. Neculmin de Boroa también participaba con 200 hombres,

pero al parecer llego tarde al encuentro, por hallarse los días anteriores

en los sucesos de Imperial donde había sido una de las cabezas

principales.

La tercera columna estaba formada por las agrupaciones de Truf

Truf (Temuco hacia la cordillera), Cajon, y participaban los del Llaima

(Cunco, Allipen y zonas de cordillera). Su jefe principal era Esteban

Romero de Truf Truf, Sandoval y Parra, lugartenientes de esa localidad,

y Manuel Cotar de Allipen y Llaima . Todos ellos se ubicarian en un

lugar cercano al rio Cautin, al pie del cerro Conunhueno, conocido posteriormente como la Quinta Pomona. La mayor batalla se produjo en Temuco entre el 3 y 10 de noviembre. El fuerte, dirigido por mayor  Bonifacio Burgos, resistió el embiste de 4.000 guerreros al mando del cacique  Esteban Romero. Los mapuches se retiraron tras sufrir más de 400 bajas.

 

 

Eduardo Agustin Cruz

 

Bibliografía

 

 Bengoa José Historia del Pueblo Mapuche, 1987. Publicadas ediciones SUR, Santiago Chile.

 

Bonilla Tomas, La gran guerra Mapuche 1541-1883. Impreso en Chile

1988. Instituto Geográfico Militar.

 

Coña Pascual Memorias de un Cacique 1930 Imprenta Cervantes Santiago Chile

. Casamiquela Rodolfo M. y Beatriz Moldes 1980. Revaloración de los Querandíes. Etnología y paleontología de la provincia de Buenos Aires. Sapiens 4:25-44.      

Cox, Guillermo E. 1863. Viaje en las regiones septentrionales de la Patagona. Santiago, Imprenta Nacional.       

 Cruz, Luis de la [1806] 1969. Viaje a su costa del Alcalde provincial del muy ilustre Cabildo de la Concepción de Chile. Desde el fuerte de Ballenar... hasta la ciudad de Buenos Aires... En: de Angelis, Pedro (comp.); Colección de obras y documentos: 45-389.Buenos Aires, Plus Ultra.

 Cruz Eduardo Agustin 2010The Grand Araucanian Wars (1541-1883) in the Kingdom of Chile .Ediciones Xlibres USA

 

 

 

 

 


[1] Kalfucura ,asistió con guerreros a Rosas en la Batalla de Caseros el 3 de febrero de 1852, que culminó con la caída de Rosas y el ascenso del triunfante gobernador de Entre Ríos Justo José de Urquiza. Al día siguiente atacó Bahía Blanca con 5.000 guerreros.Para congraciarse con Urquiza, Calfucurá envió en 1854 aParaná (capital de la Confederación Argentina) a su hijo Manuel Namuncurá, quien se convirtió al catolicismo. En busca de una alianza con Urquiza, arrasó con 5.000 guerreros la ciudad bonaerense de Azul el 13 de febrero de 1855, causando la muerte de 300 personas, llevándose 150 cautivas y 60.000 cabezas de ganado. Fue perseguido por Bartolomé Mitre, sobre el cual Calfucurá obtuvo la victoria en la Batalla de Sierra Chica (cerca de Olavarría), recibiendo desde entonces el mote de Napoleón del desierto. En septiembre de 1855 derrotó y mató al comandante Nicolás Otamendi junto a 125 de sus soldados en la estancia de San Antonio de Iraola y después saqueó el pueblo de Puntas de Arroyo Tapalqué. Mitre organizó el Ejército de Operaciones del Sur con 3.000 soldados y 12 piezas de artillería al mando del general Manuel Hornos. El 29 de octubre de 1855 Calfucurá derrotó a Hornos en San Jacinto, entre las sierras de San Jacinto y el arroyo Tapalqué, muriendo del lado gubernamental 18 oficiales y 250 soldados. Luego de esta victoria las fuerzas de Calfucurá atacaron los pueblos de Cabo CorrientesAzulTandilCruz de GuerraJunín,Melincué, Olavarría, Alvear, Bragado y Bahía Blanca. pero el 11 de marzo de 1872 fue derrotado en la Batalla de San Carlos de Bolívar, actualmente en el partido bonaerense de Bolívar, por el general Rivas y los guerreros de Catriel. Calfucurá murió el 3 de junio de 1873, siendo sucedido por su hijo Manuel Namuncurá.

 

 

[2] Ver, Bengoa José Historia del Pueblo Mapuche, 1987. Publicadas ediciones SUR, Santiago Chile

[3] Ver, Bengoa José Historia del Pueblo Mapuche, 1987. Publicadas ediciones SUR, Santiago Chile

 

Compañeros.docx-y mapuches.docx-.docx
47K   View   Download  

Eduardo cruz

7:25 PM (5 minutes ago)

 

to me